Air Berlin indemniza a un pasajero por la muerte de su perro.

Archivado en: Aeropuerto de Sevilla,

El Tribunal Superior de Justicia de Baleares ha informado del acuerdo amistoso al que han llegad la aerolínea de bajo coste Air Berlin, y un pasajero que demandó dicha compañía por negligencia al dejar morir a su perro por deshidratación, el 11 de julio de 2012.

“Air Berlin reconoce su responsabilidad en la muerte de Nano, un bulldog inglés que los operarios de handling de la aerolínea dejaron expuesto al sol en el aeropuerto de Sevilla“, comunicó la defensa del demandante.

El día de los hechos, el pasajero demandante P.R. del vuelo Sevilla-Palma de Mallorca facturó su perro en como equipaje en el aeropuerto en un transportín, y tras hacer constatar al operario de la compañía aérea la elevada temperatura del día, el operario no le permitió dejar un cuenco con agua dentro, pese a que el transportín era estanco y pese a que faltaban aún dos horas para el embarque. Posteriormente los operarios de handling de la aerolínea dejaron al perro a pie de avión, en la pista y al sol durante unos 40 minutos. El perro llegó a Palma muerto con evidentes síntomas de deshidratación según desveló la autopsia de un veterinario.

La aerolínea ha accedido a abonar la cantidad de 2.635 € en un acuerdo amistoso, cantidad que cubre todos los gastos derivados del embarque y muerte del perro, así como de los gastos procesales, más 1.000 euros por daños morales.

Desde la defensa del pasajero demandante se celebra el acuerdo como “un aviso claro para que las aerolíneas revisen sus protocolos de transporte de mascotas”.