Archivado en: AENA, Aeropuerto de Barcelona-el Prat, Aeropuerto de Madrid-Barajas, Turismo,

Otra consecuencia de la subida de las tasas aeroportuarias en los aeropuertos españoles es la eliminación de plazas en rutas nacionales y para volar desde España a otros puntos europeos en general.
Los aeropuertos que verán incrementados casi en un 50% sus tasas son Madrid y Barcelona, y son los que probablemente más lo sufrirán este invierno a nivel de recortes y reorganización de plazas.

Las principales low cost que operan aquí, como Ryanair, Wizz Air y EasyJet, o que tienen su base en estos aeropuertos ya han anunciado medidas para contrarestar los efectos de la subida de tasas.

Ryanair considera que en total cifra el recorte en más de un 15%. “Reduciremos en más de un millón el transporte de pasajeros en Madrid con casi total seguridad”.

EasyJet cerrará su base en Madrid y recortará la actividad en un 20% en esta ciudad y un 7% en toda la península.

Wizz Air suprimirá tres de sus rutas y efectuará recortes en la frecuencia de 15 de ellas, con lo que prevee la pérdida de unos 70.000 pasajeros anuales.

Air Berlín se plantea ciertos recortes debido en gran parte a la subida del IVA, pero aún no se han pronunciado al respecto.